Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Habilita SEDESA más Hospitales con Azoteas Verdes

Publicado el 29 Agosto 2016
IMG-20160723-WA0122.jpg

México, D.F. a 29 de agosto de 2016

Comunicado.80/16

Por instrucciones del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, a fin de contribuir a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, la Secretaría de Salud (SEDESA) cuenta con doce hospitales con azoteas verdes, entre generales, maternos y pediátricos, con una superficie de más de 18, 840 metros cuadrados (m2), en una meta de contar con el mayor número posible de unidades médica naturadas.

El programa de “Naturación Azoteas” se desarrolla en coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente (SEDEMA), con el propósito de contribuir a una ciudad con un medio ambiente más saludable y con un desarrollo sustentable, dijo la bióloga Yeni Betzabet Ayala Fernández, a cargo del proyecto y titular del Programa de Residuos Peligrosos y Ambientales de la SEDESA.

La institución de Medio Ambiente se encarga de ver los recursos y colaboraciones y determinar qué edificios son viables para la instalación de los techos naturados, así como de los procedimientos para la habilitación de las obras ecológicas, explicó.

El proyecto arrancó en el 2008, con el apoyo de expertos de la Universidad Autónoma de Chapingo, quienes habilitaron 971 metros cuadrados de vegetación en el Hospital de Especialidades Belisario Domínguez; se continuó en 2013 en los hospitales generales Ajusco Medio con 891. 45 m2; Enrique Cabrera 2, 490, m2 y Tláhuac con 2, 314 m2, y en 2015 se hicieron 1, 200 m2 en la Clínica- Hospital Emiliano Zapata.

Ayala Fernández informó que desde 2015 se desarrolla la segunda etapa ahora con el trabajo de la empresa EVISA, que habilitó 240. 18 m2 de techo naturado en el Pediátrico Villa y 1, 100 metros m2 en el Pediátrico Iztapalapa, obra que fue concluida en marzo de 2016. También ha realizado 1, 255 m2 más en el Belisario Domínguez y 1, 269 m2 en el de Tláhuac, con lo que aumentaron a 2, 226 y 3, 583 metros cuadrados de techo ecológico, respectivamente.

La Secretaría de Salud, Medio Ambiente y la empresa continuaron con las obras de vegetación en el Hospital Materno Infantil Cuautepec con 306 m2, y en los hospitales generales Milpa Alta con 1,185 m2, Balbuena 2,921 m2, Villa 1,017 m2 y Rubén Leñero con 1,681 metros cuadrados. Además de llevarse a cabo una naturación de 1, 100 m2 más en el Hospital Pediátrico Iztapalapa y de 240. 18 m2 en el Pediátrico Villa.

Antes de empezar con la obra, de acuerdo con la Norma Ambiental NADF- 013- RNAT-2007, personal de Reforestación Urbana de SEDEMA y expertos de EVISA, hacen estudios y mediciones de los techos para asegurar que sean amplios por arriba de 250 m2 y que las estructuras de los edificios soporten el peso.

Los trabajos de habilitación se inicia con la impermeabilización del techo y de un impermeabilizante que contiene un inhibidor de raíces, la colocación de una maya anti-erosión y un dren de polietileno que evita escurrimientos de agua y afecte al edificio.

Finalmente se coloca una mezcla de material pétreos volcánicos y materia orgánica para nutrir a la plantas. Se siembra una variedad de pastos y plantas de las especies Sedums y Pennisetum, así como cactáceas, que son resistentes a los rayos solares y épocas de sequía.

Del cuidado se hace cargo personal de mantenimiento cada hospital, con la asesoría de los expertos de la empresa, quienes supervisan cada tres meses las azoteas para verificar las condiciones del techo, que no haya filtraciones de agua, ni que se tapen las tuberías por arrastre hojarasca y en caso de que la vegetación se encuentre deteriorada, sea sustituida.

De esta manera, las lozas de concreto que pasan a ser áreas verdes, ayudan a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero y conservan la temperatura; contribuyen al aislamiento térmico y retención de contaminantes como el dióxido de azufre, monóxido y dióxido de carbono, ozono y óxidos de nitrógeno; capturan polvo y partículas suspendidas que afectan las vías respiratorias.

Retienen el agua de lluvia, la es cual absorbida por las plantas que finalmente se encargar de transforman el dióxido de carbono en oxigeno, que es indispensable para el medio ambiente y la vida, explicó la bióloga de la Secretaría de Salud de la CDMX, Yeni Betzabet.